De cómo me inspiró la New York Fashion Week

February 9, 2017

O sobre la manera en que Desigual coloreó la Gran Manzana con tonalidades feministas y nómadas.

 

Vuelve la semana de la moda, esos días en los que las grandes marcas crean sus escaparates en pasarelas temáticas mientras periodistas, socialités, blogueros e influencers toman nota de lo que será tendencia. Es el caso de Desigual, que este febrero ha escogido como contenido las subculturas de los 60, 70 y 80; y qué mejor lugar para ello que el Soho neyorquino, escenario y testigo de estas contraculturas que se expresaron a través de, entre otros medios, sus estéticas rompedoras. Fueron décadas de constante reinvención, ya que estas corrientes underground fueron variadas: hubo mods, hippies, los seguidores del movimiento yé-yépunks, etc. Estilos o pensamientos muy diversos, aunque con ciertos componentes en común, como la presencia de un espíritu o modo de ver la vida novedoso, la mayoría de veces sostenido sobre una serie de valores reivindicativos, o las mujeres que protagonizaron estas 'revoluciones', a quienes la compañía catalana rinde homenaje esta temporada. En la anterior, en la presentación de la primavera-verano 2017 (septiembre de 2016) a la cual pude asistir, la empresa puso el foco en otras féminas pioneras: las viajeras, que sirvieron como musas para este blog. 

 

Entrada al 'catwalk' de Desigual en la Moynihan Station (Manhattan), el 5 de septiembre de 2016.

Fotografía realizada por @trizia_nyc

 

En ambas ocasiones, tanto en la actual New York Fashion Week, en la que las que las alternativas que se atrevieron a vivir al margen de lo convencional son el centro, como en la previa NYFW, en la que las trotamundos ocuparon dicho puesto, la firma con sede en Barcelona apela a la libertad y singularidad que llevaron a todas ellas a manifestar su identidad e ideas al mundo. Sin olvidar a todas aquellas que continúan haciéndolo en la actualidad.

 

Premiar la individualidad es precisamente la filosofía de esta productora de ropa. Sus ideales se basan en la originalidad, la independencia, lo desigual; a lo cual es fiel desde hace más de treinta años, desde su fundación en 1984. No hay más que reparar en el espectáculo de outfits del verano pasado, el que hizo referencia a la mujer exploradora, ése al que tuve la oportunidad de acudir.

 

La Global Traveller

 

Estampados animales, étnicos y botánicos formaban parte de la misma escenografía o unión visual, denominada Global Traveller -viajera global en inglés- para plasmar la diversidad y las distintas culturas del planeta. Destacaban looks como los decorados con diseños tribales en referencia lo autóctono o local de ciertos lugares del globo, pero también el camuflaje, que recordaba a las antiguas aventureras que dejando atrás su hogar se adentraron en esas tradiciones y mundos nuevos dispuestas a descubrirlos. Siempre a través de prendas que manifestaban la importancia de la comodidad en el peregrinar.

 

Flyer informativo colocado en cada asiento junto a una libreta, una revista y un botellín de agua.

 

Ése es, precisamente, el perfil o la figura femenina de la que interesa hablar, ya que se trata de lo que inspiró este blog. El folleto -véase la fotografía que se encuentra sobre este párrafo-,  que estaba colocado en cada asiento antes de empezar el desfile, lo resume perfectamente: "Mujeres precursoras que viajaron a lugares remotos para luchar por su libertad personal y dejar su legado a las del siglo XXI".

 

Nómadas digitales o milennials creativas

 

Es más, la exhibición de la colección primavera-verano 2017 hizo un notable guiño a las creativas que hacen de distintas partes del planeta su oficina y que continúa expandiendo el mensaje de sus antecesoras en el mundo virtual. Era evidente en el maquillaje, que imitaba los filtros de animales que pueden encontrarse en Snapchat. 

 

De este modo, Desigual fusionó pasado y presente en la pasarela. También expuso que gracias al desarrollo de las nuevas tecnologías, como las redes sociales y plataformas como los blogs o vlogs (vídeo blogs) junto con la democratización de Internet, las jóvenes milennials muestran su personalidad y estilo de vida, muchas de ellas consiguiendo hacer de ello su profesión. ¿Cómo? Difundiendo un estilo de vida mediante fotografías, creaciones audiovisuales y escritura a modo de cuaderno de bitácora 2.0, que comparte los mismos principios que la marca y que aquellas aventureras.

 

Galería de fotos de mi cuenta de Instagram en septiembre de 2016.

 

El mensaje, el trasfondo, sigue siendo el mismo: libertad, auto-expresión y romper con el sistema al concebir e instaurar una manera de vivir novedosa, moderna, propia. El resultado tampoco varía: al igual que sucedió con aquellas nómadas precursoras y que ocurre con la compañía cada día, otras personas encuentren inspiración en ellas, en estas creadoras de contenido digital. De forma que es el público quien finalmente las convierte en influencers -en este contexto actual-, iconos -en el caso de esas primeras exploradoras- y tendencia -en lo que se refiere a Desigual-.

 

Ésa es la ruta que este blog se propone trazar y seguir: un recorrido por mis conocimientos y recuerdos de la ciudad que nunca duerme y de otras partes del globo, para seguir alimentando ese espíritu de libertad, feminismo e independencia. No os perdáis nada y acompañarme en mis viajes y aventuras. Porque la vida es chula y el mundo también.

Please reload

CONÓCEME:

AINHOA ETXEBERRIA

EL BLOG:

PROIEKTUKA

PROYECTO Nº1|  

GUÍA DE VIAJES

ENTRADAS

DESTACADAS

Vistazo virtual a la 'New York Earth Room', un terreno enclaustrado en Manhattan

April 21, 2020

1/10
Please reload

ENTRADAS

RECIENTES