Piscinas gratuitas en todo Nueva York

June 12, 2017

A partir del 29 de junio la ciudad que nunca duerme ofrece opciones asequibles para darse un chapuzón en cualquiera de sus cinco borough-s.

 

En la estación estival, el calor es uno de los grandes protagonistas en Nueva York y para afrontarlo, del 29 de junio al 10 de septiembre de 2017, la Gran Manzana pone a disposición de los neoyorquinos y turistas piscinas municipales en todos sus distritos: Manhattan, Brooklyn, Queens, Bronx y Staten Island.

 

Lo curioso es que son públicas, en el sentido más estricto de la palabra: no hay que pagar por disfrutarlas. En mi caso, puedo decir que no sólo acudí a una de ellas, sino que repetí la experiencia más de una vez. Se trata de la John Jay Park & Pool, situada en la 78 con la avenida York -la parada de metro más cercana es la de la línea 6, que deja en la 77 con Lexington- es decir, en el extremo este de la isla de Manhattan junto al East River.  

 

 Imagen típica de cada verano. En este caso soy yo sentada en el bordillo de una piscina.

 

De hecho, ése es uno de sus atractivos, puesto que, una vez dentro, desde la misma piscina se pueden observar dicho río, Roosevelt Island y Queens. Aunque para eso, antes hay que llegar a ella. O mejor dicho ellas, ya que son dos -una de ellas adaptada para discapacitados-. Tal y como el nombre indica -John Jay Park & Pool-, se encuentran dentro de un parque, lo que las hace pasar desapercibidas. Hasta no estar muy cerca, es difícil verlas. Pero están ahí. Si se sigue la dirección indicada en el párrafo anterior, no hay pérdida. 

 

Se llegará a una zona arbolada con columpios, que es el parque mencionado; y al lado habrá unas verjas, a las que si uno se acerca, podrá divisar que guardan el ansiado lugar con sus hamacas, el puesto de socorrismo, un trampolín, etc.

 

Requisitos indispensables

 

Pegada al enrejado, habrá una caseta. Es la entrada. En ella habrá empleados municipales que no dejarán pasar más que a quien lleve consigo un candado -uno por persona- de las siguientes características: grande y que funcione con código numérico -no con llave-.

 

Se exige porque, tras pasar la puerta y antes de entrar a la zona de baño, se accederá a unos vestuarios donde habrá que dejar todas las pertenencias dentro de un casillero. Sólo se puede entrar a las piscinas con el bañadoruna toalla y una camiseta blanca -debe ser blanca para que se vea si alguien lleva algo debajo- o gorra blanca. Nada más. Ni móvil, ni cámaras, ni periódicos, ni comida, ni botellas de cristal.

 

Ejemplo de lo que NO se puede llevar: ni revistas ni bolso.

Todo se deja en una taquilla candada antes de entrar.

 

Así no sólo se evitan robos, sino también ataques con armas blancas o de fuego. Es una manera de controlar la delincuencia y evitar sustos. En lo que a mí respecta, este sistema no sólo no supuso ningún estorbo sino que me daba mucha tranquilidad tanto para bañarme, puesto que no tenía que estar pendiente de mis cosas, como por mi seguridad.

 

Además, a pesar de ser gratuitas, nunca encontré ningún problema en lo que respecta al espacio. Tal vez por su localización, que las hace estar algo escondidas. O tal vez porque debido a mi horario laboral, la mayoría de las veces iba por la tarde y entonces el sol es escaso. Por mi experiencia, el mejor momento para disfrutarlas es por la mañana, ya que a partir de las tres de la tarde la sombra comienza a hacer acto de presencia. 

 

Disponibilidad, servicios y otras piscinas


Se puede acceder a ellas de lunes a domingo de 11am a 7pm, con una parada de una hora para comer, en la que las piscinas se cierran de 3pm a 4pm. Después, seguirán estando disponibles pero únicamente para clases de natación (también sin coste alguno) o para gente que quiera usarlas de un modo deportivo y no lúdico. Para más información, lo mejor es visitar su web (en inglés).

 

La razón por la que visité las piscinas de John Jay Park & Pool y no otras, es porque eran las más cercanas a mi casa. Por otro lado, su cercanía a Central Park (no hay más que cruzar unas pocas avenidas hasta la quinta) hacen que sean ideales para pasar el día, la mañana o la tarde: se puede comer en el parque y después darse un chapuzón o al revés.

 

 Fotografía habitual en estas fechas: alguien, en este caso yo, sentada en el bordillo de una piscina.

 

De todos modos, como se adelantaba al principio, no es la única opción que ofrece la ciudad en cuanto a zonas de baño gratuitas. Existen otras:

 

1. Astoria Pool, en Astoria (Queens)

2. The Floating Pool, en el Bronx

3. McCarren Park Pool, en Greenpoint (Brooklyn)

4. Hamilton Fish Pool, en Lower East Side (Manhattan)

5. Lyons Pool, en Staten Island

6. Lasker Pool, Central Park (Manhattan)*

7. Red Hook Recreation Area, en Reed Hook Park (Brooklyn)

 

 

*Sobre Lasker Pool, en Central Park (Manhattan): en invierno se tapa y se convierte en una de las pistas de patinaje sobre hielo del parque. 

Please reload

CONÓCEME:

AINHOA ETXEBERRIA

EL BLOG:

PROIEKTUKA

PROYECTO Nº1|  

GUÍA DE VIAJES

ENTRADAS

DESTACADAS

Vistazo virtual a la 'New York Earth Room', un terreno enclaustrado en Manhattan

April 21, 2020

1/10
Please reload

ENTRADAS

RECIENTES