Nochevieja en Nueva York

December 31, 2018

Acerca de Times Square, las uvas y un plan alternativo a la postal típica del New Year's Eve neoyorquino: mi experiencia.

 

Parece un cliché. Lo es. Nochevieja en Nueva York. No, no en NY. En Times Square. Es uno de los lugares más famosos del mundo y, en la última noche del año, emblemático, icónico. En mi caso, de hecho, en las navidades de 2014, doce meses antes de vivir la Nochevieja en NYC, mi Facebook no dejaba de mostrarme sorteos para dar la bienvenida a 2015 en la Gran Manzana. Casualmente entonces ya tenía planes de pasarla en el extranjero. No es que sea lo habitual en mí, pero celebré la New Year's Eve -día anterior al Día de Año Nuevo- y uno de enero en Londres -hablaré de ello en otro momento-.

 

No podía imaginar que 365 días después, y 'sin buscarlo', entraría en 2016 en Nueva York. Aunque no rodeada de la imagen habitual: en Times Square, viendo cómo bajaba la bola. No. Pasé por allí a eso de las 20.00 horas. O, más bien, me acerqué a la zona, ya que atravesarla era imposible. Recuerdo calles cortadas, acordonadas, y vendedores ambulantes con cotillón: complementos con purpurina, gafas con forma de 2016 -lo cual compré-, gorros, etc.

 

Lo que una o uno tiene en mente cuando piensa en dar la bienvenida al año en NYC. Imagen de Wikipedia.

 

Pasé por allí adrede porque la verdad es que me hacía ilusión ver la el ambiente de la zona en un día como ése. O al menos apreciar la bola en su máxima altura, puesto que, para quien no lo sepa, va bajando con las doce campanadas quedando abajo del todo al inicio del nuevo año; y, de la misma forma, va subiendo durante el año hasta alcanzar el tope cada 31 de diciembre. 

 

Año nuevo en Times Square

 

Me mudé a la ciudad en junio de 2015, es decir, a mitad de año, cuando la esfera estaba en medio del mástil. No sé si fue en ese momento, mientras la observaba, o momentos o días después cuando se me pasó por la cabeza vivir la Nochevieja ahí. En principio iba a permanecer allí seis meses, hasta finales de noviembre, pero ya que tampoco esperaba en enero de 2015 que meses después estaría allí, todo podía ser y, ya que es todo un tópico, me fue inevitable pensar en ello, en despedir el año en TS.

 

Algo nada original y, al parecer, muy ingenuo. Recuerdo muy bien lo rápido que descarté la idea en cuanto se lo comenté a los compañeros de trabajo: "¿Nochevieja en Times Square? No iría ni de co**, hay gente desde la mañana chupando frío quieta guardando el sitio, puesto que a partir de no sé qué hora no pueden entrar más personas. Llevan hasta pañales porque no pueden ir al baño. Tú misma". Sí, pañales. Mientras lo decían mis visualizaciones de conciertos, champán y confeti se desvanecieron. No obstante, oye, si sigues pensando en ello, aquí dejo el programa. También está la opción de verlo desde la comodidad del hogar en directo:

 

  Mientras escribo estas líneas aparece una cuenta atrás. La retransmisión comenzará a las 23:55pm (UTC/GMT +1),

17:55pm en Nueva York.

 

Vuelta al origen, por la libertad de prensa

 

Hay que destacar además que, en esta edición, los invitados especiales a la fiesta de Times Square son los periodistas. Bajo el hashtag #CelebratePressFreedom, el evento será una celebración en honor a la libertad de prensa tras una anualidad de asesinatos a reporteros. Entre ellos, la muerte de Jamal Khashoggi, columnista saudí del Washington Post y residente estadounidense, quien perdió la vida dentro de un consulado de Arabia Saudita en Turquía.

 

Tuit de Joel Simon, director ejecutivo del Comité para la Protección de Periodistas. Contó que recibieron la invitación debido a “la percepción de que el periodismo, y los periodistas en especial, están bajo amenaza y su rol está siendo cuestionado”.

 

En palabras de Tim Tompkins, presidente de Times Square Alliance: "Times Square en sí es la máxima ágora y espacio público", subrayando de esta manera la importancia de utilizar el foco que este emplazamiento alcanza en una fecha como ésta para denunciar este tipo de situaciones. Sin olvidar que esta área obtuvo su nombre del diario New York Times, ya que era allí donde se encontraba el edifico que albergaba sus oficinas. No sólo eso, sino que fue Adolf Ochs, editor del Times, quien dio inicio a la tradición de la bajada del globo de cristal en 1907.

 

Nochevieja alternativa

 

Un siglo después, una joven graduada en Comunicación miraba esa misma bola. Imaginó verla en movimiento descendente en la medianoche de la última jornada del año aún sin saber si seguiría en la urbe. Desechó ese pensamiento poco después. Finalmente se quedó en la city más tiempo del que esperaba. Así que allí estaba, a las 20.00 horas del 31 de diciembre de 2015, intentando acercarme a Times Square. Iba de camino a Brooklyn, donde había quedado para despedir el año, y tomé un desvío sólo para poder aproximarme a la famosa plaza. Como he adelantado al principio, sólo pude rodearla, de manera que continué. Me dirigía a un bar catalán situado en Greenpoint: El Born.

 

Allí tomaríamos -y tomamos- las uvas a las 24.00 horas. Antes tocaba cenar. Ése era uno de nuestros miedos, encontrar donde comer esa noche. No tuvimos problema. En la misma área -a tres minutos andando- había una mesa libre en un restaurante francés llamado Le Fond. Para ser algo improvisado, el precio no estuvo mal y el lugar era acogedor. Acorde al barrio, Greenpoint, y a los tiempos que corren, tenía una estética hipster. Sin embargo, recomiendo que aseguréis la parte de la cena con antelación.

 

 

 Restaurante catalán El Born momentos antes de comer las uvas. Sí, soy la de la derecha.

 

De ahí, siguiendo el plan y la tradición ibérica, fuimos al mencionado El Born, donde bebimos un par de cocktails antes de empezar con los doce frutos. Era el mismo local el que repartía y regalaba las uvas entre los asistentes, de los cuales unos cuantos procedían al igual que yo de la península. No había mucha gente. Tampoco diría que hubiese poca, sino la suficiente, esfumándose así otro de nuestros temores: las aglomeraciones. Fue también en un intento de evitar los agobios lo que me llevó a decidir no salir esa noche. Lo cual no quiere decir que no celebrase el año nuevo. Nueva York es una ciudad de ocho millones de habitantes y, tal y como hice yo, muchos se reservan para el día siguiente. Somos muchos para estar todos a la vez, así que hay que turnarse y ponerse de acuerdo. 

 

El 1 de enero, el nuevo 31 de diciembre

 

De esta forma, una hora después de iniciar el 2016, cogí el metro de vuelta a casa, descansé y me levanté para tomar el brunch en un patio inglés de Upper East Side: Jones Wood Foundry. Lo encontramos a través de una aplicación y fue todo un descubrimiento, en parte porque está situado al lado de lo que era mi casa, pero sobre todo porque, como si de un lugar clandestino o secreto se tratase, es un espacio que de no saber que está ahí, pasa totalmente desapercibido. En cuanto a la comida, espléndida. Un almuerzo típico británico con huevos benedictinos para cargar pilas y darlo todo en la fiesta de la que ya teníamos entradas y que ya había comenzado en Williamsburg, Brooklyn. Era un evento de día en el club Verboten sin multitudes, algo underground y, no nos engañemos, con gente que llevaba festejando desde el día anterior. Para mí, una de las mejores fiestas de fin de año en las que he estado. O mejor dicho: inicio de él.

 

Hasta se nos alargó un poco y acabamos yendo a Output, una discoteca de música electrónica que llevaba tiempo en mi lista y se encuentra junto al local; es muy popular, especialmente su azotea. Aunque acabo de enterarme de que a partir de mañana cierra 😱, aquí la noticia en español. OH-DIOS-MÍO, QUÉ FUERTE. En fin... siempre quedará en mis recuerdos. Esperemos que eso sea lo peor de este nuevo año que empieza. Mientras tanto, os deseo una buena noche -disfrutad de Output los que podáis- y ¡un feliz 2019! 

 

 

Please reload

CONÓCEME:

AINHOA ETXEBERRIA

EL BLOG:

PROIEKTUKA

PROYECTO Nº1|  

GUÍA DE VIAJES

ENTRADAS

DESTACADAS

Vistazo virtual a la 'New York Earth Room', un terreno enclaustrado en Manhattan

April 21, 2020

1/10
Please reload

ENTRADAS

RECIENTES