Noche cultural y fiesta 'indie' en una fábrica: el Würth en agosto

August 16, 2019

Contempla el atardecer riojano y disfruta de obras de arte internacionales en un museo alemán localizado en un polígono rodeado de naturaleza.

 

Similar al Art After Dark del Guggenheim -celebrado en las sedes de Nueva York y Bilbao- o la fiesta veraniega Warm Up del neoyorquino MoMa PS1, los miércoles de agosto, el museo contemporáneo y planta industrial riojana de la multinacional alemana Würth abre sus puertas con el evento 'De noche, el museo suena' (#elmuseosuena); una cita con el arte de distintas partes del mundo, comida y bebida artesana y la mejor música alternativa.


Es un evento de entrada gratuita en el que, circundado por food trucks de alimentos y brebajes locales, el jardín de esculturas de la compañía se llena de picnics improvisados de quien no ha encontrado sitio bajo la carpa alumbrada por bombillas antes, durante y tras el anochecer. Al mismo tiempo, DJs de ritmos variados y poco comerciales -este 2019 se ofrecen sesiones de electro cumbia, merengue, dub, ritmos africanos y caribeños; psicodelia, garaje y música retro sesentera; adult pop e indie dance/rock; y electrónica- junto a visuales pop y underground se proyectan en una de las paredes ambientando el recinto desde las 19.00 horas hasta las 00.00, un horario extraordinario para visitar lo que en el día a día es una fábrica de tornillos.

 

Cartel de con la programación de la edición de este 2019 -acudí a la segunda sesión, he aquí la story-.

La escultura bajo las estrellas me recuerda a otro evento artístico que acontecerá en unas semanas

en la ciudad fugaz de Nevada Black Rock: Burning Man.

 

A pesar de que en el contexto neoyorquino, más específicamente en barrios como Bushwick (Brooklyn) en proceso de gentrificación pero todavía repleto de edificios abandonados, son habituales los festejos en entornos urbanos alejados, minimalistas y espaciosos como almacenes -las llamadas warehouse parties como ésta de la House of Yes-, no es a esto a lo que me refiero.

 

Ecología del espacio

 

Situado en el polígono El Sequero, paradójicamente entre campos y montículos propios de un paisaje rural, esta empresa guarda en su interior otra aparente contradicción: la convivencia de lo práctico con lo simplemente bello u ornamental. Es un lugar de trabajo perteneciente al segundo sector económico, ya que es una compañía que crea tuercas -esta sede determinada de La Rioja alberga oficinas en lugar de una cadena de montaje-, y a su vez un museo de arte contemporáneo con piezas, en este caso, de carácter artístico; cumpliendo así con la filosofía del hijo del fundador Adolf Würth, Reinhold Würth, que tenía el deseo de crear una sinergia entre la cultura y la industria con la implantación de espacios versátiles de convivencia entre trabajadores, clientes, proveedores y visitantes con bibliotecas, librerías, auditorios, cafeterías y salas expositivas y de audiovisuales. Un visionario y adelantado al co-working, sin duda. Porque lo funcional y creativo no sólo no está reñido, sino que se complementa a la perfección.

 

Galería de imágenes de la edición de 2018 del evento 'De noche, el museo suena' del Würth,

cuya temática era La llamada del bosque.

 

No hay más que mirar una vez más a la Gran Manzana, cuando allá por los años sesenta artistas de escasos recursos transformaron, de manera clandestina, naves desocupadas de barrios entonces marginales como el SoHo, Tribeca o West Village en su estudio de creación y hogar, dando origen a los hoy vanguardistas y burgueses lofts. Por algo la ciudad de los rascacielos es la capital de las galerías de arte, es lo que queda de ese tiempo bohemio previo a la gentrificación, fenómeno que reemplazó a los creativos por yuppies.

 

En esa misma época, en los sesenta, mientras NYC se convertía en la cuna de la cultura, nacía la colección Würth, hoy una de las más importantes de Europa con creaciones de artistas como Picasso, Andy Warhol, Miró o Chillida y una sección llamada “Antiguos Maestros” de pinturas medievales centroeuropeas. El primer museo abrió tres décadas después, en 1991, en la sede central ubicada en Künzelsau, Alemania. Años más tarde se sumarían otros destinos que acogen filiales de esta multinacional formando en la actualidad una amplia red internacional de exposiciones integrada por países como Austria, Dinamarca, Francia, Holanda, Italia, Noruega, Suiza y, cómo no, España. Es interesante que todos estos puntos no sólo comparten el ser plantas de la compañía Würth y, como tal, ofrecer muestras de arte, sino que, a excepción de Oslo, todas están localizadas en entornos provincianos.

 

Panorámica al anochecer del paisaje en el que se encuentra la planta Würth La Rioja

desde la azotea del museo. Realicé este vídeo el segundo miércoles del evento en 2019.

 

En lo que respecta a la ubicada en La Rioja, esto se hace evidente al disfrutar de las vistas singulares que ofrece la azotea del edificio. Desde allí, puede divisarse cómo prados propios de un paraje campestre circundan el polígono industrial iluminado por lamparillas, las luces de las gastronetas y el escenario donde se coloca el DJ.

 

Waldenlust: la llamada del bosque

 

Todos estos elementos se sitúan en el jardín de esculturas y la imagen obtenida desde las alturas es la de un oasis urbano escondido en mitad de largos prados riojanos áridos. En la edición de la fiesta de 2018 fue todavía más espectacular, ya que dado el tema escogido para la exhibición de ese año, 'La llamada del bosque', los responsables de Würth La Rioja crearon en el interior del museo una frondosa selva formada por esculturas, pinturas y proyecciones de su colección privada y frases de obras ya de dominio público como 'Walden' de Thoreau -posiblemente el mayor exponente del naturalismo-.

 

 Presentación de la exposición de 2018 'La llamada del bosque'. 

 

"Muestra una doble visión: por un lado toda esa fascinación por lo salvaje, por lo natural; por otro, es una llamada de auxilio por esa posible deforestación o explotación forestal injustificada", expresaba Silvia Lindner, directora del museo Würth La Rioja. Plena naturaleza dentro y fuera del polígono, aprovechando el espacio fieles a su espíritu ecológico.

 

Arquitectura y arte, valga la redundancia

 

La misma arquitectura de la fábrica es en sí misma una obra de arte: la cubierta acristalada juega con la luz exterior que se adentra en el edificio como otro visitante más. De la misma forma, el muro transparente provoca la ilusión de conexión entre la construcción y el parterre escultórico, el cual está diseñado con láminas de agua, pasarelas de hormigón, mesas de madera compuestas por cajas de fruta y plantas como lavanda, romero, olivos y álamos que florecen, a propósito, en diferentes épocas para que en cada estación cambie el aroma y los colores del jardín.

 

 Patio del Museum of Modern Art de Nueva York.

Aquí una imagen desde el interior del último piso que realicé en mi tercera semana en la ciudad.

 

La estética de esta zona al aire libre recuerda a la del patio del neoyorquino MoMa, cuyo hermano, el PS1 de Queens nació en 1971 con el mismo leitmotiv de sacar el máximo provecho al espacio. Bautizado entonces como el Instituto de Arte y Recursos Urbanos Inc., su objetivo era llevar exposiciones e instalar talleres artísticos en locales o áreas subutilizadas y abandonadas de la ciudad de Nueva York; entre estos lugares, la parte de abajo del puente de Brooklyn donde de vez en cuando se realizan actividades culturales como conciertos.

 

Al final se trata de emplazamientos dinámicos que tienen la capacidad adquirir distintos usos. Igual que el arte, que además de ser un componente ornamental cada pieza lleva consigo significados más amplios, o el tema de la exhibición que este año ha escogido el Würth: doble sentido e ironía. Los interesados, pueden reservar su plaza de autobús -también personas con movilidad reducida, que deberán contactar con el teléfono +34 941 010 410 cuarenta y ocho horas antes del festejo- desde Logroño hasta las 14.00 horas del mismo día del evento en este enlace.

 

Please reload

CONÓCEME:

AINHOA ETXEBERRIA

EL BLOG:

PROIEKTUKA

PROYECTO Nº1|  

GUÍA DE VIAJES

ENTRADAS

DESTACADAS

Vistazo virtual a la 'New York Earth Room', un terreno enclaustrado en Manhattan

April 21, 2020