El Festival San Genaro de Little Italy

September 10, 2019

En Nueva York también se celebran fiestas de barrio. Las de 'la pequeña Italia' duran once días y se celebran en honor al patrón de Nápoles.

 

Desde el 12 de septiembre hasta el 22 del mismo mes, a lo largo de la calle Mulberry, entre Houston y Canal St., se podrá disfrutar de puestos de comida, música, atracciones y carrozas desfilando en honor al santo napolitano y obispo de Benevento (Italia) que bautiza los festejos: San Genaro. Es un evento organizado por los italoamericanos neoyorquinos en el que es su territorio en la Gran Manzana, Little Italy, y dirigido a todos los ciudadanos del mundo interesados en conocer más de su cultura.

 

Evidentemente, 'The Feast of San Gennaro' es una fiesta de índole religioso y esto se hace patente en algunas de sus actividades, como en la bendición de los stands en la primera jornada o la gran procesión el último sábado, que parte a las dos de la tarde de la Shrine​ Most Precious Blood Church portando a San Genaro. Además, el festival siempre acontece alrededor del 19 de septiembre, en el aniversario de la tortura y muerte del mártir en el año 305 DC, bajo el mandato del emperador Diocleciano. Lo decapitaron y se dice que tanto su cabeza como su cuerpo, guardados en Nápoles -los habitantes le rezan para protegerse de terremotos, incendios, plagas, sequías y la erupción del Vesubio-, aún gotean. Una anciana napolitana recogió la sangre con una esponja y la metió en una ampolla, manteniendo el líquido solidificado para licuarlo dos veces al año -de ahí el nombre de la iglesia dedicada al santo en NYC: Shrine Most Precious Blood Church (Santuario de la iglesia con la sangre más hermosa)-: el primer domingo de mayo, en la transferencia de sus reliquias, y el 19 de septiembre, en su día. 

 

El festival San Genaro por la noche. Los puestos, las guirnaldas y la noria, entre otras atracciones,

iluminan y ambientan Little Italy en estos días de septiembre.

 

Sin embargo, su carácter folklórico como representación de los italianos residentes en NY es más fuerte. Se trata de una conmemoración a las tradiciones del país con forma de bota, al vecindario y los antepasados que lo habitaron y convirtieron en su embajada. Así ha sido durante noventa y tres años, generación tras generación, desde que en 1926 comenzaran a celebrar la festividad.

 

La pequeña Nápoles

 

Los inmigrantes italianos se instalaron en la parte baja de Manhattan a comienzos del siglo XX. Cada región del estado europeo se estableció en una calle distinta y la de Mulberry correspondía a la zona de Nápoles. Hoy en día, el espacio que ocupa Little Italy es mucho más reducido. En aquel entonces, Elizabeth y Mott St.-s, junto al trozo de Mulberry más allá de Canal, pertenecían a la Pequeña Italia. Pero un nuevo éxodo en el que los italoamericanos sustituyeron ese asentamiento por otras comunas -sobre todo en Brooklyn- a mitad del siglo veinte provocó que Chinatown ganara terreno sobre la conglomeración italiana.

 

La Pequeña Italia (NY) a la altura del número 163 de la calle Mulberry. En el inicio y el final de la calle hay

un cartel en el que pone 'Little Italy' y, a pesar de que lo fotografié, no consigo dar con la foto.

En cuanto a esta imagen, la realicé días antes del festival San Genaro de 2015.

 

De ahí viene, de hecho, la designación del barrio NoLiTa (North of Little Italy), que refiere a lo que una vez fue el norte de la Pequeña Italia. Su nombre es lo único que queda de ese origen, ya que a partir de la segunda mitad de los noventa, a consecuencia de un proceso de gentrificador en el que emergieron bares y locales como boutiques, el vecindario se pobló de yuppies.

 

Es más, ahora, solamente el pedazo de Bulberry Street ubicado entre las calles Broome y Canal compone Little Italy, razón por la que es también una de las zonas más turísticas de la ciudad. Repleta de ristorantes propios del país de la pasta, guirnaldas con los colores de la bandera italiana y rincones ya icónicos en NY, como el graffiti de Audrey Hepburn, acoge sobre todo a turistas.

 

El verdadero Little Italy en el Bronx

 

Entonces, ¿dónde están los italo-descendientes? Gran parte en Staten Island, a donde emigraron muchos de los establecidos en Brooklyn en los sesenta tras la construcción del puente Verrazzano y que actualmente conforman más del treinta y cinco por ciento de la población de la isla, y otros tantos en el Bronx. En este último caso, concretamente, en Belmont, en el que ha sido denominado como el verdadero barrio italo-americano.

 

Tenía pensado visitarlo en la época en que viví en NY, pero finalmente no llegué a hacerlo por falta de tiempo. Una amiga acudió con su novio cuando éste vino a Nueva York a verla en unas vacaciones -tenían una relación a distancia- y les gustó bastante. Les pregunté por la seguridad dada la reputación del Bronx -aunque en este distrito también se encuentra, por ejemplo, el afamado Yankee Stadium, donde asistí a un partido de béisbol- y me contó que no vio nada fuera de lo común. Tengo entendido que la zona más conflictiva del Bronx es la del sureste y Belmont se encuentra en el centro; pero como en todos los lados, y a pesar de evitar la área 'más peligrosa', siempre hay que estar alerta y ser precavidos, utilizar el sentido común.

 

Imagen de la cuenta de instagram @arthuravefoodtours que ofrece a través de esta web tours

gastronómicos por el que es, como dice la fotografía, 'el verdadero Little Italy'.

 

Volviendo al 'falso' Little Italy, al de Manhattan, es comprensible la sustitución de los residentes tradicionales por viajeros porque esto es un fenómeno habitual cuando se da un turismo masivo, que no es más que otra consecuencia de la gentrificación. Se puede decir que hoy en día Little Italy se ha convertido en un decorado diseñado para el visitante y que en San Genaro, actualmente uno de los símbolos o postales de Nueva York, adquiere la forma de un parque de atracciones.

 

San Genaro, patrimonio inmaterial

 

Es más, entre las atracciones de la fiesta, hay una noria y otros juegos para niños. Aunque tampoco sería justo presentar o describir esta celebración como un mero entretenimiento. Al inicio del post se explicaba lo importante que es este festival para la diáspora italiana, puesto que se trata de un patrimonio inmaterial festejado ininterrumpidamente desde que sus antepasados convivían en el suburbio en su estado italiano más puro; y esto es notorio en las actividades propias de esta herencia que recoge el programa y que puede consultarse aquí.

 

El Festival de San Genaro se celebra en tanto en Bulberry Street como en las calles Grand y Hester,

entre Mott St y Baxter St. Para llegar, se pueden tomar las líneas de metro Q o N que deja en Canal St; la 6 con parada

en Spring St. o Canal St.; y la B o la D en dirección a Grand St.

 

Eso sí, durante estos días de septiembre la gran protagonista, por encima del patrón, es la comida. Tanto en Bulberry como en las calles Grand y Hester, entre Mott St y Baxter St., abundan los puestos donde degustar platos y brebajes típicos: desde los salados zeppoles -rosquillas napolitanas fritas- hasta los dulces cannoli sicilianos -popularizados por El Padrino (1972); que, por cierto, la Pequeña Italia no se vio exenta de mafia, fue residencia de gánsteres como Ignazio "The Wolf" Lupo, un jefe del crimen organizado de Morello, Paolo Antonio "Paul Kelly" Vaccarelli, quien fundó la Five Points Gang o John Gotti, cabecilla de la familia criminal Gambino y que operó en las décadas 80 y 90 del siglo XX-, que gozan de su propio concurso, acompañados de vino Chianti. El visitante, de igual modo, tiene la posibilidad de disfrutar de pinchos morunos u otros platos internacionales. No hay que olvidar que sigue siendo la cosmopolita Nueva York.

Please reload

CONÓCEME:

AINHOA ETXEBERRIA

EL BLOG:

PROIEKTUKA

PROYECTO Nº1|  

GUÍA DE VIAJES

ENTRADAS

DESTACADAS

Vistazo virtual a la 'New York Earth Room', un terreno enclaustrado en Manhattan

April 21, 2020

1/10
Please reload

ENTRADAS

RECIENTES